Suscríbete a nuestra página y obtén un 10% de Descuento en tu primera compraComprar * Compra a meses sin intereses
EL PARTO TAMBIEN ES COSA DE PAPAS
El tema del parto y la lactancia normalmente son dirigidos a mujeres. Difícilmente vamos a encontrar revistas para hombres con artículos como: “Qué masaje le puedes dar a tu mujer en el parto”, “La lactancia, también es cosa de hombres”. Es por eso que las parejas ven como algo ajeno los menesteres del parto. Pero para nada, el hombre es tan fundamental en este proceso y por eso lo necesitamos informado y activo. Aquí te muestro una lista de todo lo que puede hacer cuando estén en labor de parto:
  • Nutrir a la mamá: estar al pendiente de que se hidrate y coma alimentos saludables y ligeros. Tener a la mano líquidos que le gusten mucho y snacks que disfrute.
  • Ayudarle a moverse: una mamá pariendo tiene dificultad para moverse porque se siente muy pesada y a veces la contracción incapacita. Pero el asumir diferentes posiciones y moverse de manera vertical ayudan a que el trabajo de parto sea más corto y menos doloroso. Así que necesitamos que papá ayude a sostenerla y motivarla a moverse.
  • Encargarse de las visitas indeseadas: El parto es un momento de introspección y entre menos público, mejor. Pero la mamá puede sentirse sin el valor emocional para correr a visitas inesperadas. Si llegaron las tías que critican todo o la suegra que desmotiva, el papá deberá encargarse diplomáticamente de enseñarles la salida diciendo: “La política del hospital no permite mucha gente, lo siento, nos alegra su visita pero mejor nos vemos la semana próxima”, o esta frase también es muy útil ya en casa: “El pediatra nos indicó tajantemente no recibir visitas las primeras semanas, me apena muchísimo, pero por lo pronto no podremos recibir gente”.
  • Defender los derechos de la mamá, verificar que no la intervengan más de lo planeado y lo necesario. Es por esto que aliento a las madres a tomar el curso de preparación para el parto en compañía de su pareja.
  • Cuando ya nació el bebé, propiciar la atmósfera ideal para que nadie los moleste y pueda la mamá establecer la lactancia sin preocuparse por las visitas o trámites de hospital.
  • Ofrecer apoyo emocional: la pareja es quien conoce de pies a cabeza a la mujer, conoce cuáles son sus puntos débiles y sabe que palabras de aliento pueden hacerla recobrar fuerza. Algo tan simple como: “Tu eres una mujer muy fuerte, siempre he estado orgulloso de ti, sé que puedes librar esta batalla”, “Hemos creado con mucho amor este bebito, y lo hemos deseado por mucho tiempo, yo estoy contigo para apoyarte y darle la bienvenida a nuestro bebé, no estás sola” o “Te amo, eres la mejor mamá que pueden tener mis hijos, yo sé que puedes con esto y más”.

 

El parto es la culminación de ese encuentro de amor profundo que alguna vez se dieron. Es un proceso único, espiritual e intenso que marca por siempre la vida en familia y en pareja. Es por eso que una mujer en trabajo de parto debe ser tratada con amor y respeto rodeada de sus seres más queridos, y en primer lugar está el papá.

Papá, no pierdas la oportunidad de estar presente, y si tu médico lo permite hasta puedes recibir tú mismo el mayor regalo de la vida. El parto también es cosa de papás.

Silka Guerrero

Educadora Parinatal

@silkacoachmaternidad

Publicado por LARIZA VELAZQUEZ en Por LARIZA VELAZQUEZ 0 comentario

Compartir esta publicacion

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recién agregado a tu lista de deseos:
Mi lista de deseos
Acabas de agregar este producto al carrito:
Ir a carrito